Miguel Díaz-Canel, y yo también

IMGL0163La suerte es que no bajó de la Sierra y la moral histórica no será el muro en el que se estrellen todas las críticas contra él. La suerte es que quienes lo alaban dicen que sabe escuchar y que rara vez pierde los papeles en una discusión; y quienes lo critican solo dicen que es gris y demasiado parecido a todo lo demás. La suerte es que, dentro de ese parecido, se diferencia lo suficiente, al menos para este momento.

La suerte es que tiene la edad de mis padres, que estudió en las mismas escuelas, fue a los mismos trabajos voluntarios y misiones internacionalistas. En la década del noventa pasó las mismas penurias y prefirió trabajar por lo que creía, como mis padres, en lugar de irse al turismo, irse a una firma o, simplemente, irse. Por eso, como a mis padres, lo entiendo a pesar de las diferencias.

La suerte es que sus hijos, cuando niños, probablemente, comieron el mismo pan con aceite que yo, jugaron con los mismos juguetes rusos y guardaron las mismas envolturas de los caramelos que no se comieron nunca. Hoy van a los mismos teatros y a los mismos bares. Por eso creo que me entendería, como a sus hijos, a pesar de las diferencias.

Y aunque no tiré fuegos artificiales, porque las reacciones festivas no son lo mío, creo que Miguel Díaz-Canel es una bocanada de aire para los que queremos que el socialismo en Cuba se arregle y lo veíamos venirse abajo porque, salvo un par de honrosas excepciones, estaba siendo administrado por gente que lo envejecía demasiado como para seguir caminando sin que se le partieran espontáneamente los huesos de las piernas.

Mi generación, los que nunca vimos ese “antes” de bonanza que cuentan hubo antes de 1990, tenemos la rara oportunidad de comenzar a juzgar desde cero a la principal figura del país, mientras que él, tiene el privilegio de recibir un cheque en blanco de un país donde crece el desinterés cada día como una preocupante postura política.

Se equivocará, digo yo, pero es un derecho que tiene. A lo que no tiene derecho es a la inacción, a la inercia y a la desidia.

Yo le tengo confianza, porque me lo vengo encontrando desde que era ministro de Educación Superior, y en los espacios en los que coincidí con él como estudiante, y luego en sus incontables reuniones con los periodistas, era de los pocos que no daba piñazos en la mesa, que no le ponía el cartel de gusano a un interlocutor por no estar de acuerdo, que reconocía haber enriquecido su visión de determinado asunto en lugar de imponer la que traía, aunque le hubieran demostrado lo contrario.

Si ese Díaz-Canel que preguntaba, que dialogaba, que tomaba notas en su Smartphone de lo que decía un estudiante, logra llevar eso mismo al espacio público nacional, tendrá buena parte de la arrancada resuelta.

Cuenta con un enorme capital simbólico que le otorgó Raúl Castro cuando anunció que sería el primer secretario del Partido en 2021. Los conservadores se lo pensarán dos veces antes de frenarlo con sinsentidos porque ya saben dónde estará dentro de tres años.

Tiene el reto de convertirse en una figura pública activa, en lugar de aparecer mucho, pero hablar poco. Tendrá que dar discursos, entrevistas, conferencias de prensa. Tendrá que explicarse y hacer que los demás se expliquen.

Por su edad y su historia, le será más difícil que lo obedezcan ciegamente, pero también será más difícil engañarlo.

Cuenta con la ventaja de que la gente no se morderá la lengua para hablar delante de él. Tendrá que ganarse el respeto, pero tiene todo el espacio y la mayoría del poder para hacerlo.

Yo, que no soy la criatura más optimista ni entusiasta del planeta, creo que puede hacerlo bien. Creo que tiene la capacidad de llamar a mis contemporáneos a cosas más medulares que solamente cerrar filas.

Su virtud más útil en este momento, es que se parece al siglo XXI, que lo entiende bien y sabe comunicarse con quienes lo entienden mejor.

Un amigo periodista me dijo el 20 de abril que por primera vez sentía que la dirección de Cuba podía pedirle algo que fuera exactamente para lo que él está preparado, no disciplina, sino lo mejor que puede producir y crear. Mi amigo dice que si Díaz-Canel lo llama, él va.

Y yo también.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Miguel Díaz-Canel, y yo también

  1. Nora lopez dijo:

    Me encanto el articulo .bien hablado sin apasionamientos .confiemos en que el punto de vista del autor sea el correcto .muy bonito pumto de vista

  2. Pingback: Miguel Díaz-Canel, y yo también – La Joven Cuba

  3. Alina BA dijo:

    Disfrute mucho leerlo! Siento y espero lo mismo! En palabras muy claras encontré lo que me pasaba por la mente desde que lo eligieron. Felicidades al autor! Puso en papel y lápiz (o en este caso en pantallas electrónicas) justo lo que pasaba por mi cabeza.

  4. jorge emiliano GONGORA dijo:

    parecido pienso yo. Ademas digo que los hijos aunque quiersn mucho a sus padres siempre hacen lo que ellos entiendan es correcto , es un problema generacional lo que se presenta en este caso muy similar a lo que nos pasa a padres e hijos. pienso que el brillara o no con luz propia y sabe que tiene que hilar fino pues le soltaron la mano para que no le pueda echar la culpa a nadie de sus decisiones, se podra equivocar pero si sabe rectificar al momento entonces la batalla estara medio ganada, el resto dependera de eso , dejar de pensar de forma esquematica y debe saber que a los problemas no se les ataca eliminando las consecunecias sino la causa. Si sabe rectificar y seguir adelante , triunfara, lo que no puede hacer es parar un proceso determinado que comenzo bien pero por falta de control se paro completamente, el kit del problema no es parar el tren sino bajar al que tire para otro lado sino bajarlo del tren andando. No hay tiempo para tomar experiencia, esa la tenemos todos por algo somos un pueblo bien letrado y lleno de experiencia y tropiezo de todo tipo.

  5. Pingback: ¿Es Díaz Canel un líder del siglo XXI? | Cartas Desde Cuba por Fernando Ravsberg

  6. David dijo:

    .jy buen articulo. Y sunquw no pienso igual. Das tu opinion muy diafanamente lo cual aplaudo. Diaz Canel sin interes de yo juzgar, llega a una posicion en la cual no gobierna al pais apesar de ser presidente. Y llega sin una eleccion legitima. Por lo que es oportuno las dudas. Lo demas podriamos debatir sunque creo que no es preciso. El ser Canel de mi generacion no le da el merito del puesto. Pero lo tienen…El ultimo que ocupo ese puesto lo suicidaron, cuidado Canel debes dormir con un ojo abierto

  7. Julio Rodriguez dijo:

    Me gusto mucho su escrito.Aunque soy mayor que el y usted,di todo lo que tenia por Cuba.Las puertas se cerraron cuando dije algunas verdades.Hoy no tiene idea cuanto me gustaria que pasaran cosas buenas para mi pais.Eso espero pues la fe nunca debe de morir,asi como la esparanza.Cuanto me gustaria ir a mi Bella Isla sin temor a que no me dejan entrar o me detengan por falsas acusaciones ,solo por mortificar y despues dejarme salir sin poder saludar a nuestra Habana la de todos los cubanos.Pido a Dios que lo ilumine para que lleve su trabajo adelante para el bien de todos y con todos.SI ME LLAMA VOY PUES CREO COMO DIJO MARTI…EN EL MEJORAMIENTO HUMANO..

  8. Basilio dijo:

    El autor de este articulo comienza el mismo con una declaracion de rechazo total y absoluto contra los hombres y mujeres que lucharon en todo el pais y especificamente en la Sierra Maestra y el Escambray por la libertad, la independencia, la soberania y la integridad territorial de Cuba y sus ciudadanos, inclusive dice que todas las criticas a partir del gobierno de Diaz Canel no se estrellaran contra los que lucharon en la Sierra y el Escambray, dejando claro y sin dudas de tipo alguno su irracional rechazo a los que le dieron a escritor todo lo que el tiene hoy asi como su familia, cosa que el ha obviado en forma simple y mediocre.

    — Derecho a la salud gratuita y universal, espero que el sepa lo que este termino significa en su contenido y total profundidad, pues el que escribe este comentario no la disfruto durante el capitalismo en la Isla y si la entiendo y la siento en toda su capacidad de salvar vidas del hombre cubano en todas sus edades y condiciones fisicas y mentales.
    — Derecho a la educacion gratuita y universal, gracias a la cual este escritor hoy puede darse el lujo de escribir este articulo en este sitio, sin embargo el no tiene la mas minima idea de lo que es ser un analfabeto en un pais como Cuba durante el capitalismo, pues para estudiar en esa epoca salvaje, cruel, criminal y genocioda habia que tener recursos de todo tipo y sino los tenias, te quedabas en los primeros grados, pues tenias que pagar por los libros, las libretas, los lapices., etc.
    — Derecho a la seguridad social en un pais como Cuba, donde puedes deambular por sus calles a cualquier hora de la noche y el dia y no ser sorprendido por un tiroteo, una bomba o un vehiculo que asesina intencionalmente a los que el determino habia que eliminar.
    — Derecho a que no circule la droga en el pais, como sucedia antes en el capitalismo y que ocasioonaba cientos de miuertos y cientos de muertos vivos deambulando por las calles con la droga en sus cuerpos, y lo mas importante, la distribucion de esas drogas estaba protegida por los que se decian llamar policias y soldados, que se beneficiaban de esa proteccion asi como los mas altos cargos del gobierno corrupto, criminal y genocida que habia tomado el poder en Cuba.
    — Derecho al trabajo digno, honrado y justo para cada cubano, no como antes que si no tenias un politiquero que te ayudase a conseguir una botella en el gobierno a un trabajo limpiando las calles de la ciudad, tendrias que andas como miles en Cuba, durmiendo los portales de las tiendas y pidiendo limosna para poder mantener o al menos darle algo de comer a la familia y para ellos mismos.
    — Derecho a un retiro despues de varios anos de trabajo, aun cuando ese retiro, por las condiciones actuales, BLOQUEO ECONOMICO, COMERCIAL Y FINANCIERO CONTRA EL PUEBLO DE CUBA POR PARTE DEL GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA, no te permita llega a fin de mes y tengas que apretarte el cinturon para que alcance.
    — Derecho a luchar contra los ladrones, corruptos, traficantes de influencias, chanchulleros, vandalos, mercenarios al servicio de una potencia extranjera, y sumale a los que pasivamente ven todo lo senalado en este acapite y no hacen algo para destruir esos males qiue son el resultado no solo de nuestros errores y si de los horrores que eman de las polticas criminales, genocidas, terroristas y hegemonicas del Gobierno de los Estados Unidos de America.

    Como podra constatar este articulista, sus palabras en este sitio son una ofensa no solo para los que continuamos luchando a brazo partido contra todo lo mal hecho, los errores y los horrores del Norte Revuelto y Brutal contra el pueblo de Cuba, sino contra los hombres que lo dieron todo y no pidieron algo y que hoy por su edad se retiran de los cargos publicos despues de haber cumplido bien la obra de la vida, es una total falta de respeto inadmisioble tambien contra el pueblo de Cuba, pues con sus palabras nos ha catalogados como becerros silenciosos y miedosos cuando son llevados al matadero, le sugiero a este joven que reflexione y piense con mas detenimiento lo que dice y escribe, pues nadie en este pais tiene el derecho absoluto o no de ofender a todo un pais y mucho menos a los que hicieron posible que el pudiese escribir este mediocre articulo en este sitio.

    Es doloroso y triste ver como este joven se ha lanzado en una caceria brutal e injusta contra los dirigentes historicos, eso hara que los apatridas y deshumanizados mercenarios al servicio de una potencia extranjera y sus socios de la contrarrevolucion interna y externa se sientan felices y llenos de fe y esperanza en sus obras desestabilizadoras, destructivas , terroristas, genocidas y hegemonicas contra el pueblo de Cuba, su gobierno, su revolucion marxista, martiana y fidelista, el socialismo y las aspiraciones del pueblo de Cuba de segjuir en su construccion a pesar del Imperio del Norte Revuelto y Brutal.
    Recordar que los agradecidos somos muchos y lo seguiremos siendo a pesar de los errores en la construccion del socialismo pues nadie en este mundo y mucho menos en Cuba, sabia como se contruye esa sociedad en medio del ambiente internacional irracional y genocida que no quiere admitir que el Capitalismo ya dio todo lo que tenia que dar como sociedad y que el Socialismo es su sustituto y lo sera mas temprano que tarde.

    • arielmn87 dijo:

      Por lo general, Basilio, tengo la política de no publicar comentarios demasiado extensos, atendiendo a que hacerse un blog es gratuito y si quiere escribir su propio trabajo, lo convido a crearse uno.
      No obstante, hago una excepción.
      Ni rechazo a la generación histórica, ni hago mis planteamientos desde un punto de vista irracional. Sin embargo, la opinión de que la Revolución necesita en este momento ser dirigida por personas más jóvenes, es una que comparten muchos, incluyendo probablemte al propio Raúl y a otros tantos que, gozando de buena salud, han decidido dar paso a otra generación.
      El texto no es una crítica a nadie. Mucho menos una loa a Díaz-Canel. Es, si posible, un emplazamiento al nuevo presidente, a continuar creando una institucionalidad más oxigenada y dinámica que el país no se pudo permitir en el pasado, pero que ahora necesita.
      Usted no me conoce, no sabe cuánto he hecho ni cuánto he trabajado, ni dónde, por el socialismo, el desarrollo y la estabilidad de Cuba.
      Decir que Díaz-Canel no cuenta con la moral histórica de sus predecesores, es, ante todo, un reconocimiento a la obra de sus predecesores, atendiendo que no se la autootorgaron, se las otorgó la historia misma.
      Por favor, no me ataque con los logros de la Revolución, que los disfruto cada día, y son logros, precisamente, que son de la generación histórica y que Díaz-Canel, por ejemplo, no podrá arrogarse.
      No me ataque con los sacrificios que ha tenido que hacer el pueblo, porque los he vivido, y muchos de ellos los tendrá que resolver el nuevo presidente, sin el escudo enorme que fue derribar a Batista.
      Yo callé muchas críticas a la generación histórica, y no por miedo, sino por respeto (acaso el mismo respeto que se le tienen a los abuelos cuando no se les contradice una opinión equivocada).
      A mí nadie nunca me mandó a callar, lo hice porque quise, sobre las cuestiones específicas que quise.
      Si usted calló por ser un (lo cito) “berraco silencioso y miedos”, le aconsejo que no se ponga apodos, que se le quedan.
      Por cierto, toda mi información de contacto es pública, me llamo Ariel Montenegro… ¿y usted?

    • Volodia dijo:

      Estimado Ariel, muy coherentes sus pensamientos, lo felicito por esta pìeza de periodismo…. en cuanto a esta alargada critica que recibe, pienso que se esta dando un fenomeno extrañisimo en el mundo digital por estos tiempos….. los que se empeñan en ser defensores de la Revolucion, los hacen de formas y maneras tan exageradas y ridiculas que me da la ligera impresion de que es adrede el ridiculo y la hiperbole

  9. hector dijo:

    Interesante y objetivo artículo, hace falta que limpie los “mandos intermedios” de las piedras que hay.

  10. Luar dijo:

    Muy bonito el articulo. Se refleja la esperanza en una figura nueva, con una mentalidad nueva. Preocupa solamente que vaya a hacer como otros noveles cuadros que al ser promovidos se han acomodado en residencias lujosas, se han construido piscinas de recreo, y se han dedicado a la buena vida y se han alejado de la realidad que vive el pueblo. No es que vaya a vivir en la pobreza, pero ya hay comentarios en la calle sobre ciertos acomodamientos del nuevo presidente

  11. Pingback: CódigoAbierto360.comMiguel Díaz-Canel, y yo también - CódigoAbierto360.com

  12. Yasser dijo:

    Hola Ariel,
    supongo que hayas visto este link https://www.youtube.com/watch?v=x7VRengPVIw
    Qué opinión te merece?
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s