Tragos amargos

_MGL0041Y te fuiste al Río de la Plata aunque sabías que tenías el culo muy grande y eras demasiado bajita para bailar el tango. Hace unos días vi una foto tuya tomando mate y por un segundo te recriminé lo poco que te había tardado olvidarte del café, pero no tengo moral para juzgarte: nunca fui bueno en los bailes caribeños y el trago amargo da lo mismo de la infusión que venga.

Hiciste bien en irte. Lo único que podías extrañar verdaderamente de La Habana era la vista de tu balcón, pero te alcanzará la memoria para eso como te alcanzará la imaginación para morderme la barbilla como lo hubieras hecho si me hubieras aceptado el café.

¿Con quién coño tomas el mate? Supongo que te sientas a salvo. A mí nunca me aceptaste el café porque no querías convertirte en sexo pretérito y letras.

Sabías de lo que hablabas. Falto de historias como estaba por esos días, necesitaba que alguien me diera, al menos, una mandada a la mierda estrepitosa, o un orgasmo mediocre, pero antecedido de un buen café.

Pero debiste aceptarme el segundo o el tercero. Mi orgullo de reptil de las nieves me impedía atacar si la polilla me miraba directamente a los ojos y se burlaba del camuflaje.

Nos pasamos años sonriéndonos, jugando al desespero del otro, a ver quién llamaba primero, pero nunca sucedió. Sí, así mismo, como en los textos de Cortázar: ¡coño, tenías que irte a Argentina! Nunca pensé que los clichés fueran lo tuyo.

Ahora dime, en serio, para qué te fuiste. No me creo el cuento de los nuevos horizontes y mucho menos que necesites tu dosis de melancolía.

Algo tramas, lo sé. Te recomiendo que no lo enredes más, voy a caer cualquiera que sea tu estrategia, no tenías que llamarme a las seis de la mañana, desde el taxi, a miles de kilómetros y más años de distancia para decirme “estoy llegando a casa medio borracha. ¿Me invitas a un buche amargo de café”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Tragos amargos

  1. Miss Cursi dijo:

    Bravooooo!!! Me encanta este post, esas declaraciones tuyas nos enamoran a todas. Felicitaciones

    • arielmn87 dijo:

      No son declaraciones… hay mucha ficción ahí 😉

      • Spita dijo:

        Ojalá mis cafés contigo, nunca cambiaria por mate a quien enamora con la escritura, me quedas muy lejos, pero esta noche cruzaría todo el Atlántico para ir a buscarte, y después de decirte cómo me llamo, a que me dedico, y todas esas formalidades, te diría que me gustaría que te enamorases de mi, y te haría saber las ganas que tengo de hacer el amor contigo solamente por haberte leído de vez en cuando. Ah! y que acompañaría tus cafés con mis mejores sonrisas e inventaría tu historia y mi historia 🙂

      • arielmn87 dijo:

        Es el mejor comentario que me han hecho en este blog… el café está garantizado cuando cruces el atlántico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s