Inercia

“…y los hermosos ojos azules te los puedes meter en tu inolvidable culo”.
Luis Rogelio Nogueras
P1010060Entiendo que debes estar detenida. ¡Pues detente! Detenlo todo. Los movimientos perpetuos, las alas de los pájaros que vuelan y de las gallinas, las ruedas de los autos y de las fábricas, la brisa del mar, los vientos de cuaresma y los aires de grandeza.

Detén los cantos de sirena y los cantos de victoria, las máquinas de hierro y las de matar. Si te es estrictamente necesario, manda a parar las imprentas y la poesía, detén los teclados y los bolígrafos. Dedícate a pensar frugalmente y detén los algoritmos, las ecuaciones, el número de Euler, los números enteros, el 7 y el 13.
Ponle un alto a todas las cuerdas vocales, a las voces agudas, a las voces graves y a los secretos a voces. Deja de mirar al mundo por lentes rosicleres y detente a observar los vertiginosos colores de la vida.
Frena las horcas, las sillas eléctricas, las guillotinas y las cámaras de gas. Clausura los hospitales y los salones de parto.
Congela en el aire las hojas otoñales, el humo de los cigarros, los arcos de los violines, los pinceles de los cuadros y las brochas de los muros. Paraliza el flash de los fotógrafos, el café justo antes de tocar los labios, la lluvia justo antes de los poros, el semen que no detengan los condones.
Deja puesta las luces rojas en todos los semáforos y que se amontonen los carros y la gente para que al fin puedas pasar sin advertencia, sin que se viren a mirarte el pelo, las piernas y las nalgas cada uno de los obreros desempleados por las fábricas detenidas.
Detenme a mí, que aún no he perdido la paciencia. Detén los pasos con los que, creo, caminas hacia aquí. Cierra los oídos y los ojos.
Detén tu hígado amargado, tus cansados riñones y tu estómago vanguardia. Detén tus pulmones trasnochados y tu corazón a destiempo.
¡Pero que no se te vaya a ocurrir detener tu cintura! Si detienes tu cintura se detiene el motor de arranque que romperá eventualmente esa inercia inútil, y se detiene la sucesión de los días y las noches.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Inercia

  1. Por qué no pones abajo: Canción inédita de Silvio?

    • arielmn87 dijo:

      Coño, May, no me quieras tanto!!!

      • Y si no te quiero yo, quién te va a querer? Esa desgraciá!? (Eso espero, pq si no, los ojos azules no va a ser lo único q entren por su inolvidable…
        )

      • Mar dijo:

        Maydelis, no sé si lo tuyo es violencia o perversión 😛

      • Just me dijo:

        Men llevo buena parte de la tarde leyendo el blog de arriba a abajo(vieja costumbre no te halagues tan temprano jeje) y me han gustado mucho más de un articulo. Pero lo q más me ha impresionado es la retroalimentación con tus amigos(asumo yo q lo sean). Sin dudas parece ser q ahi tienes un gran tesoro. Sigue escribiendo, un placer visitar este blog.

  2. Mary dijo:

    Un regalo para ti… para ella… 😉 porque este post me recuerda este poema de Mario Benedetti

    “No Te Rindas”

    No te rindas, aún estás a tiempo
    De alcanzar y comenzar de nuevo,
    Aceptar tus sombras,
    Enterrar tus miedos,
    Liberar el lastre,
    Retomar el vuelo.
    No te rindas que la vida es eso,
    Continuar el viaje,
    Perseguir tus sueños,
    Destrabar el tiempo,
    Correr los escombros,
    Y destapar el cielo.
    No te rindas, por favor no cedas,
    Aunque el frío queme,
    Aunque el miedo muerda,
    Aunque el sol se esconda,
    Y se calle el viento,
    Aún hay fuego en tu alma
    Aún hay vida en tus sueños.
    Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
    Porque lo has querido y porque te quiero
    Porque existe el vino y el amor, es cierto.
    Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
    Abrir las puertas,
    Quitar los cerrojos,
    Abandonar las murallas que te protegieron,
    Vivir la vida y aceptar el reto,
    Recuperar la risa,
    Ensayar un canto,
    Bajar la guardia y extender las manos
    Desplegar las alas
    E intentar de nuevo,
    Celebrar la vida y retomar los cielos.
    No te rindas, por favor no cedas,
    Aunque el frío queme,
    Aunque el miedo muerda,
    Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
    Aún hay fuego en tu alma,
    Aún hay vida en tus sueños
    Porque cada día es un comienzo nuevo,
    Porque esta es la hora y el mejor momento.
    Porque no estás solo, porque yo te quiero.

  3. B dijo:

    Mijo ya, escribe de otra cosa flaco!!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s