Archivo mensual: septiembre 2014

El silencio del mar en llamas

Declaro solemnemente (despeinado, medio borracho y sobre la mesa de un bar, puesto que no hay otro modo de hacer declaraciones serias), que las nalgas, las tetas y el abdomen me son secundarios cuando me llevo una mujer a la … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 14 comentarios

La condenada condena

  No lo puedo evitar. Te miro como un condenado, te escucho y te hablo como un condenado, te deseo como un condenado.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

309

I De niño intenté contar varias veces las estrellas. Ese empeño tenía serias desventajas. Una vez amaneció antes de que pudiera terminar y me dio un dolor terrible en el cuello por la posición. Además, Gustutu decía que si alguien … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario