El éxito de Mandela

971442_586800404693354_2094156535_n“Nuestra nación ha perdido a su mejor hijo, nuestro pueblo ha perdido a su padre”. Esas fueron las palabaras del presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, al anunciar este 5 de diciembre la muerte de Nelson Mandela.

La noticia, por esperada, no es menos dolorosa. Desde hacía meses estaba enfermo y las imágenes de cientos de personas haciendo vigilia por su salud demuestran lo abarcador de su legado. Gente de todas las razas y las edades lloran la pérdida de Mandela: los negros y mestizos a los que otorgó su condición natural de humanos arrebatada por la minoría blanca, y los blancos que aprendieron con él el significado de la palabra humanidad.

Mandela es de los pocos políticos de la historia que se va de la vida sin enemigos visbles. Como mismo nadie se atreve a hablar bien de Hitler en voz alta, a a nadie se le ocurre difamar al líder de la lucha contra el appartheid. ¡Así de limpia era su idea, así de justa era su lucha, así de humanos sus métodos!

No era un líder negro, como algunos dicen, era un líder sudafricano, de la libertad, de la democracia. No promulgó la lucha contra los blancos, decía que ellos eran también víctimas de su propia mirada racista del mundo. Esa idea lo llevó a la cárcel, en la que permaneció casi 30 años, hasta su salida en 1990.

El primer presidente negro de Sudáfrica cumplió con su tarea en pocos años. Fue lo suficientemente sabio como para evitar una guerra civil de venganza luego de una era de oprobio, incluso, reconoció el papel de los blancos racistas en el desarrollo económico de su país, a la par que daba su lugar a los marginados de la historia.

Por eso no hubo declaraciones formales y frías tras su muerte. Desde la Casa Blanca en Washington, hasta el Palacio de Miraflores en Venezuela se izó la bandera a media asta. No se recuerda otro momento en que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se haya puesto de pie y haya dedicado un minuto de silencio al fallecimiento de un hombre.

Es, probablemente, el mayor vencedor de la historia. El éxito de Mandela radica en que no derrotó a su enemigo, sino en que lo convenció para que se uniera a su lucha.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El éxito de Mandela

  1. Mahayana Bispo dijo:

    Mandela: Magnifique!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s