Acceso a Internet o la nueva Campaña de Alfabetización

(22 de diciembre de 1961)
Hacía un año, Cuba tenía un veinte por ciento de analfabetismo. La situación en el campo era más grave: de la población rural solo el cincuenta y tres por ciento de la gente sabía escribir. Ahora, cumpliendo el alarde que había hecho ante Naciones Unidas, Fidel Castro declaraba a Cuba primer territorio libre de analfabetismo de América. Lo hizo con total rimbombancia y énfasis, pero la ocasión lo ameritaba.

El país estaba en bancarrota. La mayoría de la gente que tenía dinero, se lo llevó, otros muchos que no se suponía que tenían, se robaron el del erario público y también se lo llevaron. Mucha gente inteligente y preparada se fue también. Aun así, la enseñanza se declaró pública y gratuita, sin más opciones, para todos los ciudadanos cubanos. Mi abuelo me contó, que se podía comprar El Quijote por un peso cubano. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La poesía no es para jugar

Sin intención de sacarme de mi juego, de poner a prueba mi estabilidad, cita a Santiago Feliú en un SMS y pide que acuda siempre donde llora lo que no debe morir. Y es solo porque tiene ganas de verme y conversar, porque creyó que era más cool utilizar la poesía.

Y lo que apura no es el verso, que despierta la compasión y la urgencia de acariciar, ni sus acariciables piernas, ni la promesa de sus enormes ojos brillantes (acaso más nítidos por una película salada). Lo que apura es que el verso venga de alguien con esos ojos y esas piernas (no puedo ser lo suficientemente enfático acerca de las piernas). Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Una profesión para arrogantes y masoquistas

periodismo-digitalCreemos que los periodistas tenemos las verdades, pero solo somos lo suficientemente soberbios como para decir las nuestras.
El editor pide el texto y uno va a la cuartilla con la pretensión del que va al lienzo o a la partitura, pero el resultado muchas veces es menos grave que el arte. Muchas veces uno embarra el texto con la tinta vulgar de los discursos fatuos.
Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El día que me metieron preso

Yo no soy un fan de casi nada. De hecho, asumo cualquier información u opinión con suspicacia, trantando de leer, buscando, cuestionando. Creo que es saludable saber bien a lo que uno se suma cuando se suma a algo.

Dicho esto, declaro que nunca he sido un fan de Periodismo de Barrio, que admiro a Elaine Díaz como ser humano, como profesional y como profesora aunque muchas veces no he estado de acuerdo con lo que ha dicho o hecho.

Sin embargo, la noticia de que ha sido arrestada en Baracoa junto con su equipo de trabajo me parece, cuando menos, bochornosa. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios