Sobre un interrogatorio

Después de ver el video filtrado del interrogatorio al monstruo que violó una niña de ocho años recientemente en Santiago de Cuba, siento vergüenza como hombre y como revolucionario.

No se trata de un psicólogo criminalista tratando de empatizar con una bestia para entender el funcionamiento de una mente podrida. No se trata de un investigador tratando de arrancar una confesión a un sospechoso porque la evidencia no es concluyente.
Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Nuestra vergüenza es mejor que su miedo

uPjKQxaWoQb5UZLrypQwh4“¡Qué buena está!” “¡Tiene pinta de ser una fiera!” “¡Qué carita, por Dios!” “¡Mírala como me sonríe!” “¡Le dio Me encanta a mi foto!” “¡Me mandó una solicitud de amistad!” “¡Le encanta poner sus fotos en la playa!”.

¿A qué lo has pensado? Incluso si eres un tipo civilizado, si te criaron correctamente o si tuviste una novia feminista en la adolescencia que te cambió la vida, estas ideas te cruzan la mente todo el tiempo.
Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Landy y Assel: una felicitación amarga

medicos-cubanosHoy es el Día del Médico. Yo no lo soy, pero mi familia está llena de ellos: mi hermana y mi cuñado, que concibieron a mi sobrina en el África Austral mientras se ponía en juego su sistema de creencias por los autos y las mansiones de los médicos allá (en total contraste con su vida aquí) y mientras observaban con horror la cantidad de niños que morían en los hospitales (¿cuántos fuera de ellos?); mi tío el sabio, el monje, el que sabe tanto de literatura y arte como de medicina, y eso que de medicina sabe mucho; mi prima la brillante, la mejor graduada, la que sonrojaba a los profesores, la que intimidaba al resto de los alumnos, mi amiga de cuna dorada que se hizo doctora a sabiendas de que su familia la tendría que mantener eternamente…
Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Notre Dame

Se quemó Notre Dame de París. Como las brujas, los astrónomos y los herejes. Se quemó y aunque digan algunos, y yo, que se construyó con muertos y sangre de los bolsillos de una religión que no entiende a su propio dios, que no sabe que no vive ni en nubes de humo ni en casas de piedra, no puedo evitar la congoja.

Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios