Notre Dame

Se quemó Notre Dame de París. Como las brujas, los astrónomos y los herejes. Se quemó y aunque digan algunos, y yo, que se construyó con muertos y sangre de los bolsillos de una religión que no entiende a su propio dios, que no sabe que no vive ni en nubes de humo ni en casas de piedra, no puedo evitar la congoja.

Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

Homófobo o revolucionario… imposible los dos

No lo puedo decir más claro. En el siglo XXI cubano si usted es homófobo ni es progresista, ni es revolucionario, ni es de izquierda.

Para que se me entienda: no hay ninguna justificación ética, moral, religiosa o científica que pueda resistir un segundo de debate sobre el derecho de todas las personas a casarse con quien le dé su más intrínseca y vulgar gana.

La unión civil de dos seres humanos es un derecho y la homofobia es un crimen de lesa humanidad. El homófobo, incluso ese que a todas luces es buen ciudadano o buena persona, no es distinto al racista, al machista o al xenófobo. El homófobo lacera la condición humana por el único motivo de que se siente superior, de que cree los otros no deben tener los mismos derechos que él. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 17 comentarios

La contradicción del pescado sin pescadores

Cristo de las redes/ no nos abandones/ y en los espineles/ déjanos tus dones.

“No pienses que nos perdiste/ es que la pobreza/ nos pone tristes/ la sangre tensa y uno no piensa/ más que en morir./ Agua del río viejo/ llévate pronto este canto lejos/ que está aclarando/ y vamos pescando para vivir”

Oración del remanso

Jorge Fandermole

Reza en viejo proverbio que, si le regalas un pez a alguien, comerá un día, pero si le enseñas a pescar, comerá siempre. Viejo el refrán, sin embargo, el Estado Cubano parece que no lo interioriza a casi dos décadas del siglo XXI.

Cuba es, para bien, una isla rara, una singularidad histórica. Es, de lejos, el país con la mayor proporción de gastos sociales del mundo. Más del 50 por ciento del presupuesto nacional se usa en salud pública, asistencia social y educación. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Miguel Díaz-Canel, y yo también

IMGL0163La suerte es que no bajó de la Sierra y la moral histórica no será el muro en el que se estrellen todas las críticas contra él. La suerte es que quienes lo alaban dicen que sabe escuchar y que rara vez pierde los papeles en una discusión; y quienes lo critican solo dicen que es gris y demasiado parecido a todo lo demás. La suerte es que, dentro de ese parecido, se diferencia lo suficiente, al menos para este momento.

La suerte es que tiene la edad de mis padres, que estudió en las mismas escuelas, fue a los mismos trabajos voluntarios y misiones internacionalistas. En la década del noventa pasó las mismas penurias y prefirió trabajar por lo que creía, como mis padres, en lugar de irse al turismo, irse a una firma o, simplemente, irse. Por eso, como a mis padres, lo entiendo a pesar de las diferencias. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 15 comentarios